martes, 5 de junio de 2012

2ª edición de cuentines ruxideiros

Ora que ando de esámenes nun tiengo mucho tiempo pa andar contándo-vos cuentos pero como tampoco puedo dexaivos sin nada (cuitadines) pos vos pondré los mis favoritos, los cuentines que más gusto me dan. A ver si así vos cunde menos.


El que mercaba las llanas


Yera una madre que tenía un fiyu algo bobelo , como tenían pouco que comer diou-ye un saco de llana y mandóulo a vendelo a la romería.
Díxo-ye la sua madre:" al que t'hable mucho nun-y la vendas que nun te la paga. Y nun vuelvas con ella pa casa que facen-nos falta los cuartos"
Él fuei illí, y puso-se a vender la llana. Y-preguntaban:
-"¿véndesme la llana?"
-Él contestába-y:" calla calla, que al que mucho me hablara dixo-me la mi madre que nun y-la diera, que nun me la pagaba".

Más tarde venía otro y decíaye: "¿véndesme la llana?"
-"calla calla, que al que mucho me hablara díxo-me mi madre que nun y-la diera, q nun me la pagaba"

Y outro: "¿a cuánto ?"
Asi siguióu hasta que s'acabóu la feria ,y él, sin vendela.
Como la sua madre y'había dicho que nun volviera cona llana pa casa que y'hacían falta los cuartos, acordóuse-ye entrar na iglesia porque diba pa dentro mucha xente.
Vióu que la xente s'acercaba a san Antonio él tamién fuei y dixo-ye:
-" ¿cómprasme la llana?", y claro, san Antonio ,que nun hablaba, nun y-dixo nada.
-"mira, nun te lo digo mas que tres veces, ¿cómprasme la llana? -una-,¿cómprasme la llana?-dos- ,¿cómprasme la llana? -tres-, pos déxotela iquí". Pegóu media vuelta y marchóu pa casa.

Cuando entróu dixo-ye la sua madre:
-"vendiste la llana?"
-"si, dexé-yla a uno illí que nun m'hablóu nada"
-"¿qué te dieron por ella?"
-" nada, nun hablóu nada y dexé-yla illí".
-"Ficéstela buena, quedemos sin llanas y sin cuartos; vuelve ligero que te la pague".

Así que pescóu el portante a 'ntrevistase con el de la llana.
Entróu por illí a dentro y dixo-ye:
-" oye tú, págame la llana" y el santo, claro, nun y-contestaba.
-" nun te lo digo mas que tres veces, ¿págasme la llana?-uno-, ¿ págasme la llana?-dos-, ¿ págasme la llana?-tres-"
Y como nun y-la dióu atizóu-ye un cayatazo na tiesta (que d'aquellas yera la hucha el santo), entonces desmandáronse tolos cuartos pal suelo y él aguantóu a apañalos todos pal fardel.

Cuando llegóu a la sua casa su madre conos cuartos, la su madre quedóu bien contenta cona venta la llana. Y colorín colorao, este cuento s'acabao.

La madre que mandaba al fiyu a pedir la moza




Yérase una vez, una muyer viuda que tenía namás un fiyu y yera un poco simple.
Dixo-ye un día: -mira, ya voy faciéndome vieya, un día voy-me a morir y vas a quedate solo. Tiés que buscar una moza: Vai a'n ca el tíu Pablo que yía rico y tien unas mozas bien guapas.
-Ah madre, pos voy, entonces voy-siguióu-¿ y qué y-digo al tíu Pablo?
-Mira, vai y diye:" Tíu Pablo vengo a ver si me dais una moza pa casame con ella".



El fiyu coxióu el pendingue pola calle abaxo y fuei a'n ca el tíu Pablo. Llamóu y le salióu el tíu Pablo:
-Venía-y a ver si me dabais la moza pa casame con ella.
El tíu Pablo contestóuye enfadao: -acaba de morise la mia madre, tenemos buenas ganas nosotros de fiesta!!
El fiyu volvióu pa casa y su madre recibióulo diciendo:
-¿Diéronte la moza?
-No, dixo-me que habiase morriu la sua madre, que nun tenia ganas de fiesta.
-Es que sos un bobo, tenías que habete arrodillao y habeye rezao un padre nuestro.
-Ah madre, tonces vuelvo que ón pue que me la deyan.
-Vuelve fiyu, vuelve, que almiyor te la dán.



Volvióu illí y andaban matando los cochos, el fiyu coxióu y arrodillóu-se, y rezóu un padre nuestro. La familia de la moza, quedáronse riendo d'él. El cuitao marchóu desconsolao pa'n ca su madre.
El fiyu dixóu a la sua madre :
-Quedáronse riendo de mi.
-¿Porquei?
-Porque arrodilléime y recé-ye un padre nuestro.
-¿Y que facían?
-Andaban matando los cochos.
-Es que sos más bobo!! a quien se-y ocurre rezaye un padre nuestro a los cochos!!! Tenías que habeye dicho: "de esos muchos y gordos"
-Ah madre, tonces vuelvo que ón pue que me la deyan.
-Si fiyu, sí, vuelve que almiyor te la dan.



Cuando vovióu el tíu Pablo andaba untando fronchos con un unguento, y nun tuvo outro acuerdo que deciye el muy fato:
-"De esos muchos y gordos!!!!!".
Tonces el tíu Pablo agarróu un palo y salióu tras d'él y dixo-ye:
-Anda condenao, habíante salir a tí!!.
Cuando llegóu a'n ca la sua madre corriendo ella y-dixo:
-Ora que ficiste?
-Coxióu un palo y corrióu tras de mi! si me pilla atizame unos buenos tombos.
-Tonces que y-dixiste?
-"De esos muchos y gordos"
-Qué andaba faciendo?
-Untando fronchos.
-Ah bruto, animal!!!! con lo que duelen los fronchos, tenías que habeye dicho: " que se vos sequen esos y nun vos salgan outros!"
-Ah madre, tonces vuelvo que ón pue que me la deyan.
-Vai fiyu, vaí, que almiyor te la dan.



Al día siguiente volvióu, y el tíu Pablo andaba plantando viñeos. L'outro llegóu y dixo:
-Que se vos sequen esos y nun vos salgan otros!!
El tíu Pablo muy cabreao echóulo mal parciendo d'allí, tonces marchóu pa casa, illí salióu la sua madre y pregunto-ye:
-¿Diéronte la moza?
-No.
-¿ Qué y-dixiste?
-Lo que mandaste madre, dixeye: "que se vos sequen esos y nun vos salgan outros"
-¿Y qué andaba faciendo?
-Plantando viñeos.
-Oh, que bobo sos.. tenías que habeye dicho: " d'ese viñeo que ponedes, que buen vino beberedes !!"
-Ah, si madre, vuelvo que n pueda que me la deyan.
-Vuelve fiyu, vuelve, que on puede que te la deyan.



Cuando volvió p'alla el tíu Pablo andaba cagando na cortina, llegó y-dixo:
-D'ese viñeo que ponedes que buen vino beberedes!!!
El tío pablo ya cansao d'él, agarróu un palo, corrióu tras d'él pola calle arriba y allumbroye unos estacazos nas costiellas y dixo-ye: "oh marrano, nun quiero volvete a ver na vida!!! esgraciao!!"
Y así fuei como el fiyu la viuda quedóuse sin moza pero ganóu unos buenos palos no yombo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario